Vivanza

La historia de BODEGAS VIVANZA se remonta al siglo XIX, por aquel entonces todavía se trataba de una bodega privada con sus propios viñedos, plantados en las laderas del monte Carche, y que pertenecían a la familia Verdú.

Doña Josefa Verdú, mujer de Don Carlos, era una gran amante del mundo de la viticultura y gracias a sus esfuerzos y las condiciones favorables del clima, los rumores sobre el excepcional sabor del vino se extendieron más allá de los límites de su localidad, donde vivía su familia. Así, en el año 1892 en la exposición Mundial de Chicago, el vino de Doña Josefa se considera el mejor y por ello recibe una medalla de honor. BODEGAS VIVANZA en esas mismas fincas, en la laderas del monte Carche, ha conseguido rescatar para la actualidad el “saber hacer” de antaño.

Voir les vins

Continuer au site web du producteur